¿Qué se puede hacer?

Estudios en laboratorio del sueño, han detectado como afecta este problema seriamente a la salud. El tratamiento depende del diagnóstico, por lo que es aconsejable además de una polisomnografía y saturación de oxígeno, realizar un estudio de las vías aéreas y la ATM.Muchos casos de apneas obstructivas son tratadas con dispositivos de avance mandibular (DAM) prescritos por su dentista en colaboración con su neumólogo, otorrino u otro especialista.

En paciente con apneas severas, el tratamiento puede ser CPAP, combinado CPAP y aparatología intraoral (éste último hace que la CPAP se tolere mucho mejor) o quirúrgico.

Este tipo de aparatos se utilizan para dormir y están fabricados con materiales y diseños diversos que facilitan la máxima comodidad y adaptación para cada paciente, avanzan la mandíbula y la lengua hacia delante de forma que la pared posterior de la faringe quede libre para permitir el correcto flujo de aire.